Antonio Cuesta. Blog de Turquía

Los organizadores del primer Foro Social de Mesopotamia mostraron su satisfacción por el resultado obtenido tras la celebración del encuentro. Decenas de debates, discusiones y talleres han servido para expresar la voluntad de intercambiar experiencias de decenas de organismos de izquierdas. Mientras tanto, la ciudad de Diyarbakir, volcada en la organización del evento, ha servido de plataforma para que el movimiento kurdo muestre la extraordinaria fuerza de la que goza actualmente en el este de Turquía.

En declaraciones al periódico Gara, la presidenta del partido kurdo DTP Emine Ayna dio buen ejemplo de ello, participando en el debate final sobre «Una solución democrática a la cuestión kurda» el mismo día en que estaba llamada a declarar en Ankara, acusada de hacer propaganda de la guerrilla del PKK. Se acogió a su condición de diputada para estar presente en el Foro Social y no en el tribunal, tras lo cual el juez retrasó la vista hasta diciembre ordenando que para entonces sea llevada a testificar a la fuerza.

«Sólo sabían del conflicto de oídas»

«Para el movimiento kurdo es la primera vez que organiza algo con tanta gente, de un espectro político tan amplio, y a su vez podemos expresarnos por primera vez tal y como somos. Así, aunque la mayoría de delegaciones internacionales habían oído hablar de Kurdistán, sólo sabían del conflicto de oídas, y han tenido la oportunidad de conocerlo de primera mano viniendo hasta aquí», asegura Yildiz Onen, organizadora del Foro Social de Mesopotamia.

Se han llevado a cabo alrededor de cincuenta debates, a los que hay que añadir los talleres y discusiones realizados en el Campamento de Amed (nombre kurdo de Diyarbakir), y las manifestaciones de más de diez mil participantes. La concentración de las Madres por la Paz (familiares de mártires y presos kurdos), y la marcha nocturna de mujeres con antorchas fueron especialmente emotivas en opinión de las delegaciones participantes en el Foro. La organización de los municipios, la libertad de expresión, el sindicalismo en Oriente Medio, la situación de las cárceles turcas, los peligros ecológicos de las grandes presas proyectadas en los ríos de la región, o el intercambio de experiencias entre cooperativas de agricultores de México y Kurdistán han sido algunos de los debates habidos en el Foro Social.

«Han sido muchos meses de trabajo y estamos muy contentos, y también constatamos la valoración positiva de la gente venida de fuera desde los diferentes organismos, los debates han sido muy enriquecedores, hemos abarcado un espectro enorme de varias problemáticas, como los movimientos juveniles, el antimilitarismo, la situación de la mujer, la relación de Turquía con Kurdistán, ha habido seis debates simultáneos y más de mil personas participando en ellos», indican.

Medio centenar de países

El único pero, la ausencia de varios palestinos por la negativa israelí a concederles el visado. Sin embargo, otros muchos palestinos han conseguido llegar, al igual que representantes de otros organismos árabes, rompiendo el histórico desencuentro habido entre el movimiento kurdo y el panarabista. Un centenar de personas de Irán, Irak, Siria, Egipto, Jordania, Palestina e Israel han participado en el Foro. En total, ha habido representantes de medio centenar de países, desde Rusia a América Latina.

Los organismos participantes abogan por continuar con los debates abiertos «para que el Foro Social no termine aquí, estamos encantados con todas los discusiones y ya hemos iniciado los contactos para que este puente desde Oriente Medio hacia Europa siga abierto. Esperamos poder hacer otro Foro en otro país de la región», aseguran los organizadores kurdos.

Los propios representantes del Foro Social Europeo han destacado la impresionante acogida brindada por la ciudad de Diyarbakir. «Es una ciudad de paz», subrayan los participantes de otros foros, testigos de numerosos conflictos. La sociedad kurda «ha participado totalmente en los debates, los conciertos, con una mentalidad totalmente abierta en cualquier discusión que han acallado todos los prejuicios que haya traído cualquier organismo participante en el Foro».

Anuncios