Antonio Cuesta. Blog de Turquía

Defensores de derechos humanos, ecologistas, sindicalistas y activistas de múltiples luchas llevan a cabo durante el fin de semana conferencias, encuentros y talleres en el marco del Foro Alternativo del Agua, organizado en Estambul como respuesta al ilegítimo -controlado por las multinacionales- Foro Mundial del Agua (FMA).

Durante el acto de apertura de la jornada de ayer se reafirmaron en las demandas ampliamente reptidas por el movimiento social de que el agua tenga consideración de derecho humano básico y que su gestión no se desarrolle bajo criterios comerciales o siguiendo la lógica del libre mercado.

Así se expresó el parlamentario turco Ufuk Uras, para quien el tema del agua no puede ser dejado en manos de las multinacionales, ya que las soluciones no pueden venir del sistema capitalista. En este sentido Emilio Molinari, miembro de World Water Contract, aseguró que nos encontramos ante una ofensiva de las grandes empresas del agua y de ahí la importancia del encuentro alternativo que “se enfrenta al oficial donde imperan las transnacionales”.

Los intervenientes pidieron a los gobiernos que dejen de participar en el FMA y reclamen a las Naciones Unidas la convocatoria de los encuentros que tengan que ver con el agua.

El escritor británico Jonathan Neale, militante de la lucha contra el cambio climático, aseguró que “en un mundo en el que el agua se compra se vende y se privatiza” las graves consecuencias significan hambrunas, desplazamientos de poblaciones y guerras en las que mueren cientos de miles de personas. “Vivíamos en los tiempos de la guerra del petróleo, y ahora vamos a vivir las guerras del agua”, predijo el activista.

El Foro Alternativo está siendo el lugar de la convergencia de las luchas de resistencia contra la privatización del agua y en la defensa de las ríos y el medio ambiente, aseguró por su parte el economista español Pedro Arrojo, de la Fundación para una Nueva Cultura del Agua.

Para Arrojo es necesario denunciar la lógica del mercado y las infraestructuras irracionales que se están llevando a cabo con dinero público, y que sólo favorecen a las multinacionales del agua, y conseguir que sea la ONU quien convoque un Foro del Agua en el que participen, además, los movimientos sociales.

Anuncios