Entrevista con Franciso Durán y Santiago Arconada, representantes de Venezuela en el V Foro Mundial del Agua (Estambul 2009)

Antonio Cuesta. Blog de Turquía

La delegación de Venezuela venida hasta Turquía para participar en el 5º Foro Mundial del Agua lo ha hecho con un objetivo claro: conseguir una declaración que reconozca el agua como derecho humano fundamental y trasladar la gestión de este bien de las manos de las empresas privadas a las de los pueblos y sus legítimos gobernantes.

Franciso Durán, vicepresidente de HIDROVEN Institución que coordina la empresas hidrológicas regionales; y Santiago Arconada, en representación de las Mesas Técnicas de Agua de Venezuela; conversaron con Blog de Turquía en la que explicaron la visión de Venezuela sobre la cuestión del agua y la postura que defenderán tanto en el Foro oficial como en el Foro Alternativo que comienza hoy en Estambul.

¿Cuáles son las propuestas que Venezuela trae al Foro Mundial del Agua?

Santiago Arconada: Venimos a reafirmar el concepto del acceso al agua y su declaración como derecho humano fundamental. A la vez queremos reafirmar la no incorporación del tema del agua en las discusiones del Organización Mundial del Comercio (OMC) lo que significa la tipificación de este bien como mercancía, fundamentalmente, por parte de los países industrializados, y por último queremos defender la soberanía de los pueblos y de las naciones en materia del agua.

Junto a esto es particularmente importante profundizar el proceso de erosión que ha tenido hasta el momento el autodenominado Consejo Mundial del Agua (CMA), y exigir que el único organismo multilateral con entidad y autoridad suficiente para discutir sobre el tema del agua y convocar a los países son las Naciones Unidas. Seguir admitiendo la convocatoria por parte de un CMA que es un consorcio de corporaciones multinacionales del agua carece totalmente de sentido y contraviene la soberanía de las naciones.

¿Qué puede cambiar, con respecto al foro oficial, si un número representativo de países deciden llevar a cabo su propia declaración final? Algo sobre lo que se está hablando estos días.

S.A.: La incorporación de más países a la declaración que quedó formulada en México (2006) es perfectamente posible si tenemos en cuenta los cambios políticos que han ocurrido en Latinoamérica en estos últimos tres años. Ecuador, Paraguay, Nicaragua, los cambios significativos en Guatemala y Honduras, hacen que un número mayor de países de la región junto a otros de Europa, África y Asia sean más proclives a esta visión que hemos anunciado. Este reclamo no tiene nada de extremo o de radical, es decir reivindicar el agua como derecho humano, establecer que no es mercancía y, en base a eso, formular la necesidad de organismos o instancias multinacionales que la traten en un ámbito en el que el beneficio económico no sea el objetivo, no puede ser tomada como algo radical pues ningún país tiene que abandonar sus principios para apoyar ésto.

Pero un declaración firmada por más países que en México podría significar el fin del Consejo Mundial del Agua como organizador de este Foro.

Lo que están planteando las organizaciones sociales internacionales es que a este foro los países no deben venir más. Desde luego los que firmen la declaración complementaria, pero también otros que pidan que sea la ONU la que convoque a los países.

¿Que importancia tiene para Venezuela las demandas de este movimiento social?

Franciso Durán: En Venezuela ya hay una experiencia y venimos a reafirmar e el Foro lo que estamos haciendo y queremos compartir con el resto del mundo. Y que tiene que ver con una visión de la democracia, que denominamos participativa y protagónica, y a través de la cual la población puede participar en la gestión del agua. La Ley del Agua, en correspondencia con la actual constitución, permite la organización de la población en torno a este tema y la gestión del mismo. De modo que tanto el Estado como la población participan, contribuyen y toman decisiones conjuntamente. Lo cual también es un ejercicio de soberanía de la nación.

S.A.: Todas las leyes en Venezuela reconocen el agua como un derecho humano fundamental. Por eso cuando en México firmamos junto a Cuba, Bolivia y Uruguay lo que para nosotros son los pilares fundamentales del movimiento contra la privatización del agua del mundo, lo hicimos con el convencimiento de que eso era un paso muy importante al trasladar de alguna manera a las instancias oficiales las peticiones del movimiento internacional. Por eso hicimos y llevamos a adelante una Revolución, para recoger lo que los pueblos del mundo plantean.

Anuncios