Antonio Cuesta. Blog de Turquía

Los gobierno de Brasil y Turquía fueron condenados hoy simbólicamente por el Tribunal Internacional del Agua, una instancia internacional independiente de justicia ambiental, que se reunió en Estambul con motivo del V Foro Mundial del Agua que comenzará en esta ciudad la semana que viene.

La Audiencia del Tribunal llegó a su fin con la lectura pública del veredicto sobre los cinco casos analizados en esta ocasión, tres de ellos referentes a Turquía, uno sobre México y el último de Brasil.

En sus conclusiones, los miembros del jurado criticaron a los gobiernos de Turquía y Brasil por su falta de compromiso social y ambiental a la hora de solucionar los graves problemas que acarrean los proyectos de grandes presas en sus territorios.

En el caso de Turquía, el Tribunal recomendó al gobierno de Ankara la modificación de algunos aspectos de la normativa vigente en materia medioambiental así como la “elaboración de políticas alternativas que hagan sustentable la explotación de los recursos naturales, respeten los derechos humanos y las libertades, y protejan la biodiversidad y el patrimonio cultural”.

Igualmente pidió que a las autoridades turcas que revisen y reajusten las políticas generales de desarrollo, uso del agua y de la energía, tomando en consideración a la sociedad civil y a las comunidades locales afectadas.

El jurado censuró al gobierno de Brasil por no haber prestado atención a los demandantes afectados por la construcción de dos ‘megapresas’ de más de 250 kilómetros cuadrados cada una en el río Madeira, uno de los principales afluentes del Amazonas. Esta denuncia ya había sido presentada en la última audiencia del Tribunal (Guatemala, 2008), por lo que en esta ocasión invitó al ejecutivo de Lula da Silva a que acepte el veredicto anterior y desarrolle una política conforme a las recomendaciones indicadas en el mismo.

Asimismo, la petición de la Asamblea de Afectados Ambientales de México para juzgar al gobierno de su país por el deterioro del medio ambiente fue desestimada por cuestiones de procedimiento.

El Tribunal Internacional del Agua, una entidad independiente formada en Estambul por el Tribunal Latinoamericano del Agua y la Fundación Heinrich Böll, llevó a cabo su audiencia entre los días 10 y 14 de marzo.

El jurado, presidido por la artista turca Pelin Batu, estuvo formado por el ex fiscal federal brasileño Alexandre Camanho de Assis (Brasil), el economista David Barkin (México), la abogada Dilek Kurban (Turquía), la autora Silke Helfrich (Alemania) y el experto en sostenibilidad Maurits Groen (Holanda).

Anuncios