Antonio Cuesta. Blog de Turquía

El Tribunal Internacional del Agua cerró hoy sus sesiones públicas tras escuchar tres casos sobre represas hidroeléctricas en Turquía, el caso ya concluido sobre la represa del río Madeira y un caso sobre el desmantelamiento hídrico en México.

Tras dos días de audiencia pública el Tribunal Internacional del Agua, una entidad independiente formada en Estambul por el Tribunal Latinoamericano del Agua y la Fundación Heinrich Böll para dirimir conflictos en torno al agua, cerró sus sesiones y reunió a los siete miembros del jurado para deliberar en las próximas 48 horas sobre las pruebas presentadas.

Tres de los casos que se presentaron ante Tribunal fueron de Turquía, en los valles periféricos de la cuenca del Tigris, Yusufeli y Munzur, donde las inversiones gubernamentales en materia de agua tienen prevista la construcción de tres grandes presas hidroelectricas, no aceptadas por los habitantes del lugar por sus costos sobre la biodiversidad, el habitat y la destrucción del patrimonio.

Los integrantes del jurado fueron elegidos por su honorabilidad, su trayectoria ética y sus conocimientos jurídico-científicos por lo que, según los promotores de la iniciativa, el Tribunal cumple con la legitimidad y la honestidad intelectual necesaria para poder llevar a cabo el debido proceso.

El veredicto de los cinco casos analizados será presentado el sábado 14 de marzo, en vísperas del V Foro Mundial del Agua que tendrá lugar entre los días 16 y 22 de marzo.

Anuncios