Antonio Cuesta. Prensa Latina

La primera jornada de trabajo del Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, celebrada ayer en Estambul, sirvió para formalizar la Lista Representativa del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Esta relación incluye 90 elementos culturales, proclamados por la UNESCO en años anteriores y ahora oficialmente reconocidos, y entre los cuales se encuentra la danza cubana denominada La Tumba Francesa.

Un ritmo de ascendencia haitiana que rememora los bailes sociales de la metrópoli esclavista, pero con la música del continente africano, según explicó a Prensa Latina Margarita Ruiz, representante de Cuba en el encuentro y presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

También se refirió a los debates orientados a integrar organizaciones no gubernamentales, con estatus consultivo, y cuyo principal fin sería la de captar fondos económicos.

Una tarea muy importante, aseguró, pues muchas de estas expresiones culturales Patrimonio de la Humanidad son extremadamente frágiles y propias de países pobres por lo que necesitan un apoyo material para su conservación.

Ruiz expresó su satisfacción por el alto nivel de las sesiones de trabajo, integradas por expertos, y por la sintonía dentro del grupo de países latinoamericanos que integran el comité ejecutivo.

Junto a Cuba están también Venezuela, México, Paraguay y Perú.

La Convención de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial fue adoptada en 2003 y ha sido ratificada hasta hoy por 104 Estados.

Anuncios