Blogger.com en Turquía y otras censuras en internet

Blog de Turquía

El pasado viernes 24 de octubre la justicia turca bloqueó el acceso al popular servidor Blogger (Blogger.com y Blogspot.com son propiedad de Google). [Nota: Cuatro días después, el martes 28, se restableció el servicio.]

Aunque en un principio se sospechó de que la razón podía tener que ver con alguna página de Adnan Oktar (considerado el líder musulmán del creacionismo), lo cierto es que según explica CyberLaw Blog la explicación se encuentra en una vulneración de la propiedad intelectual.

Al parecer la denuncia vino de la liga de fútbol del país porque en muchísimos blogs se daban enlaces que permitían ver transmisiones en directo de partidos que eran de pago. La restrictiva Ley de Propiedad Intelectual de Turquía permite eso sin mayores consideraciones y, como resultado, los dominios blogger.com, blogspot.com y sus IPs, fueron completamente bloqueados.

Desde luego que la actuación judicial afecta a miles de usuarios que nada tienen que ver con el supuesto delito, pues la prestación del servicio ilícito no se halla en el servidor bloqueado sino que desde alguna de sus páginas sólo se facilitaba el enlace a quienes emitían las imágenes.

Lo expeditivo de la sentencia judicial ha propiciado afirmaciones como que “Turquía parece vivir una dictadura y no modernizandose como hacen otros países”.

Sólo a modo de recordatorio conviene decir que lo sucedido en Turquía no es, ni mucho menos, algo que no suceda en las “modernas” y “democráticas” sociedades occidentales. Es únicamente más burdo y, paradojicamente, menos efectivo. Basta con utilizar páginas del tipo www.vtunnel.com para eludir el filtro.

Lo habitual es que los gobiernos-instituciones del Estado-judicatura no se mezclen en actos tan “politicamente incorrectos”, sino que lo hagan sus empresas. El poder se limita a presionar en el punto vital: los prestadores de servicio.

De ese modo, en marzo de este año, la empresa estatal sueca Telia, proveedora de servicios de telefonía e internet, bloqueó el acceso a numerosas páginas españolas y latinoamericanas (el periódico digital Rebelión o la Agencia Boliviana de Información, entre otras). Al parecer esta decisión vino motivada por la censura previa que sobre las mismas webs había ejercido la empresa norteamericana CogNet.

En la misma línea, el pasado junio youtube.com anuló unilateralmente la cuenta del medio de izquierdas venezolano aporrea.org, procediendo a borrar y a retirar de la red todos sus vídeos. En agosto, el mismo servidor (censurado en Turquía) procedió a borrar un vídeo del portal de información alternativa cubainformacion.tv. La lista no es exhaustiva y podrían citarse muchísimos más ejemplos.

Claro que también hay países que actúan a la turca, veamos sino en la democracia modelo de EEUU. El pasado año un agente de viajes inglés residenten en España, Steve Marshall, se encontró con que cerca de 80 de sus sitios Web dejaron de funcionar, gracias al gobierno de los EEUU, por publicitar entre sus ofertas vacacionales la isla de Cuba. Páginas en inglés, francés y español que llevaban funcionando desde 1998, y algunas de las cuales (www.cuba-hemingway.com, www.cuba-havanacity.com, entre otras) trataban temas de historia y cultura de Cuba. También en este caso podría hacerse un extenso relato, pero dejamos a los interesados que vean a modo de ejemplo la lista negra del Departamento del Tesoro de los EEUU. Sólo una lista de entre las muchas existentes en las intituciones del Estado norteamericano.

Anuncios

2 comentarios en “Blogger.com en Turquía y otras censuras en internet

  1. No intentes justficiar la acción del gobierno turco en el barato “EE.UU. también lo hace”, porque no es un argumento válido ni de peso. Lo cierto es que en Turquía no hay libertad de expresión de ningún tipo en lo que a política se refiere, dónde parece que todo ya fue dicho, por ello los gobiernos no enfocan la política con voluntad de cambio y mejora, sino con el objetivo de preservar y proteger la república turca, como si algo amenazase su continuidad constantemente.

    Casi ni hay libertad de pensamiento. Todo es propaganda y ultranacionalismo rancio y desfasado.

  2. No Renata. No se trata de disculpar lo que se hace en Turquía, nada más lejos de mi intención. Pero no se debe olvidar que las libertades y la democracia también están, cada vez más, amenazadas en las “democracias occidentales”, no sólo en los países “periféricos”.

Los comentarios están cerrados.