El ministro de justicia reconoce la existencia de tortura y malos tratos

Antonio Cuesta. Estambul

https://i1.wp.com/www.hurriyet.com.tr/_np/4563/6634563.jpgEl ministro turco de Justicia, Mehmet Ali Sahin, se disculpó hoy martes públicamente por la muerte en prisión de un detenido, tras ser torturado, y aseguró que los responsables serán castigados.

Sahin admitió que agentes de la policía y funcionarios de prisiones torturaron al joven Engin Ceber mientras se encontraba detenido.

‘Aquellos que sean responsables serán indudablemente castigados’ anunció el ministro, que añadió ‘en nombre de mi país y de mi gobierno pido perdón a los familiares’ del fallecido.

Igualmente informó de que 19 personas, entre ellos varios guardias y el médico, habían sido temporalmente suspendidos de sus empleos para facilitar la investigación.

Mehmet Ali Sahin subrayó que la investigación seguirá avanzando y que puede que haya más personas implicadas y acusadas de la muerte de Ceber.

La tortura y los malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad han salido a la luz en Turquía tras la muerte de este militante de izquierdas, a pesar del compromiso del gobierno de “tolerancia cero con la tortura”, afirmó Sahin.

Engin Ceber, de 29 años, fue arrestado el día 28 de septiembre mientras repartía una publicación de izquierdas en Estambul y fue apaleado por varios policías, tanto en la comisaría como en la prisión de Metris.

El joven fue hospitalizado el 6 de octubre, donde falleció el pasado sábado como consecuencia de las torturas sufridas. Días antes de la muerte, el médico de la cárcel elaboró un informe en el que indicaba que el estado de salud del detenido era bueno, aunque nunca llegó a examinarlo.

La Fundación turca para los Derechos Humanos, recordó que con Ceber, son ya 29 las personas que han muerto en prisión o bajo arresto en 2008 y que las prácticas de tortura se incrementaron en el país en los últimos años.

La principal fuerza de la oposición en el parlamento, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), aprovechó la comparecencia para pedir la dimisión del ministro interior Besir Atalay, por ser responsable directo en la muerte de Ceber.

Por su parte Mehmet Altan, columnista jefe del diario Star, indicó que la muerte de Ceber es una consecuencia del alejamiento del gubernamental Partido del Justicia y el Desarrollo (AKP) de sus promesas de cero tolerancia con la tortura y su deriva de los criterios europeos al respecto.

Anuncios