Antonio Cuesta. Estambul

El buque insignia del grupo ecologista Greenpeace llegó ayer a Estambul donde permanecerá cuatro días, tiempo durante el cual se realizarán en su interior conferencias y exposiciones.

El velero inició hace unos días una gira europea cuyo objetivo es concienciar sobre el cambio climático y alertar sobre los peligros que éste conlleva.

Situado en el puerto del distrito de Besiktas, los responsables de Greenpeace utilizarán esta plataforma para presentar a los estambulíes una muestra de vídeos e imágenes sobre uno de los mayores peligros que acechan al planeta en la actualidad.

El Rainbow Warrior comenzó a principios de septiembre una gira en Israel que, tras su paso por Turquía, le llevará a Grecia, Italia, Inglaterra, Alemania y Polonia, a donde arrivará en diciembre.

La intención del grupo ecologista es cerrar esta campaña haciéndola coincidir con el inicio de la Conferencia sobre el Cambio Climático, auspiciada por Naciones Unidas, que tendrá lugar en Polonia a finales de año.

Anuncios