Antonio Cuesta. Prensa Latina

Los artistas Viengsay Valdés y Rómel Frómeta, ambos primeros bailarines del Ballet Nacional de Cuba, participaron en la gala con la que finalizó aquí la primera edición de la Competición Internacional de Danza de Estambul.

La pareja cubana entusiasmó al público con su puesta en escena de las piezas Diana y Acteon, obra original de A. Vagánova, y Don Quijote, de Ludwig Minkus y Marius Petipa, ambas con coreografía de Alicia Alonso.

Los numerosos asistentes supieron reconocer con constantes y largas ovaciones la calidad artística y perfección técnica de los jóvenes artistas, quienes se sintieron maravillados de la cálida acogida del público turco, según reconocieron a Prensa Latina al finalizar la gala.

El certamen, creado para ayudar y distinguir a nuevos talentos de la danza internacional, contó de este modo con un colofón de lujo, y junto a la pareja cubana también intervinieron miembros de los ballets de Burdeos, Ankara, Estambul, Esmirna y Antalya, así como los premiados en la competición.

La ceremonia estuvo encabezada por el ministro de cultura de Turquía, Ertugrul Günay, mientras que la presidencia de honor del jurado internacional recayó en dos figuras legendarias de la danza, los bailarines rusos Ekaterina Maksimova y Vladimir Vasiliev.

Anuncios