Antonio Cuesta. Estambul

Mientras cientos de miles claman por las calles de Turquía contra la posibilidad de que las mujeres puedan asistir a la universidad con un pañuelo en la cabeza y muchos rectores de estas instituciones protestan contra la enmienda constitucional que permitirá tal medida, miles de profesores y académicos se han mostrado favorables a la libertad de elección y contrarios a la prohibición.

La campaña fue iniciada por profesor el profesor Ihsan Dagi, de la Universidad Técnica de Medio Oriente (ODTÜ), y el profesor auxiliar Saban Calis, de Universidad de Selcuk en Konya, usando internet para difundir su manifiesto y recoger firmas en apoyo. Y en una semana la declaración -que se puede encontrar (en Turco) en este Web site– ha sido firmada por cerca de tres mil profesores y académicos a título individual (2.876 en el momento de realizar esta noticia, pero la cifra crece día a día).

Entre los firmantes se encuentran personal tanto de las universidades públicas como privadas, y aseguran que las universidades necesitan “educación y enseñanza con libertad de pensamiento, expresión, religión y creencia”, al tiempo que piden una actitud “de libertad y no restrictiva”.

En la declaración se puede leer: “Quisiéramos que nuestras universidades estuvieran asociadas a la libertad y a la producción del conocimiento. Creemos que, como en el resto de los países democráticos, en nuestras universidades se debe ofrecer a todos nuestros estudiantes la libertad para vestir sin discriminación por su religión, creencia, pensamiento, raza, grupo o género; exigimos que todas las reglas y prácticas contrarias a esto sean abandonadas”.

Publicado con Flock

Anuncios