Antonio Cuesta. Estambul / Prensa Latina

Por segundo día consecutivo, la desarticulación de un presunto grupo terrorista en Turquía, vinculado a altos ex funcionarios del Estado ocupó ayer la portada de la práctica totalidad de los medios de prensa locales.

Aunque el tribunal de Estambul que lleva el caso decretó el secreto del sumario y la prohibición de informar sobre el desarrollo de la investigación, algunos periódicos aportaron nuevos datos sobre el caso y confirmaron nuevas detenciones.

Así, el diario Sabah aseguró, citando a fuentes policiales, que la organización “Ergenekon” tenía previstos numerosos atentados y su objetivo era preparar un golpe de Estado en 2009.

También explicó que para llevar a cabo la desarticulación del supuesto grupo terrorista la policía empleó más de dos años, intervino cientos de llamadas telefónicas y preparó un informe que alcanza las siete mil páginas.

Entre los planificadores de estas acciones se encuentran altos mandos militares retirados, abogados, periodistas y líderes de grupos de extrema derecha, todos ellos imbuidos de una ideología ultranacionalista.

El rotativo Zaman llevó a portada las declaraciones del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien tras darse a conocer la extensa operación felicitó a las fuerzas de seguridad y afirmó que su gobierno luchará decididamente contra estos grupos criminales.

Aseguró que tanto el ejecutivo como la judicatura trabajan en perfecta sintonía y prueba de ello es el proceso abierto contra el centenar de detenidos y su puesta a disposición de los tribunales.

Mientras, la investigación continúa y otras cuatro personas fueran arrestadas el miércoles en Diyarbakir, en el sureste del país, de las cuales al menos dos de ellas pertenecen a la asociación ultranacionalista Unión de las Fuerzas Patrióticas y están acusados de varios delitos.

La justicia acusa a los miembros de Ergenekon de numerosos atentados y crímenes violentos, entre otros los asesinatos del sacerdote italiano Andrea Santoro en 2006, del periodista turco-armenio Hrant Dink y de tres cristianos en la ciudad de Malatya el pasado año.

Publicado con Flock

Anuncios