Antonio Cuesta. Estambul

Cemil CicekPese a la propuesta del Partido de los Trabajadores del Kurdistán de finalizar sus acciones armadas mediante el diálogo, el gobierno turco rechaza cualquier medida de gracia para los rebeldes, publicó hoy el diario Zaman.

La posibilidad de una amnistía anunciada por Deniz Baykal, principal líder de la oposición, fue rechazada categóricamente por el portavoz del gobierno, Cemil Cicek, tras una reunión del gabinete que tuvo lugar la víspera.

El gobierno no contempla ninguna amnistía por el momento, aseguró Cicek, y advirtió que el uso de tales afirmaciones podría ocasionar consecuencias serias en la situación actual.

Con este mensaje Cicek salió al paso a las sospechas vertidas por Baykal, quien interpretó la existencia de una amnistía encubierta tras el ofrecimiento del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, a los rebeldes de que depusieran las armas.

En una entrevista concedida al canal NTV, Baykal aseguró que las afirmaciones de Erdogan eran una muestra de su indecisión en la lucha contra el terrorismo, pese a sus compromisos de llevar a cabo una operación transfronteriza contra las bases guerrilleras en el norte de Iraq.

Para el dirigente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), no se puede hablar de perdón mientras siga existiendo la violencia armada, pese a lo cual aseguró estar de acuerdo en la búsqueda de una solución diplomática si ello evitaba el uso de la opción militar.

Anuncios