Antonio Cuesta. Estambul

La pacifista norteamericana Cindy Sheehan, madre de un soldado fallecido en Iraq, llegó hoy a esta ciudad para participar en el “Encuentro Internacional para un mundo sin guerras” organizado por la Coalición Global para la Paz y la Justicia.

Tras tomar tierra en el aeropuerto internacional Atatürk, la activista expresó su ilusión por conocer Turquía y su gente, al ser su primer viaje a este país, pero también su inquietud al hallarse tan cerca de Iraq, lugar donde murió su hijo.

En sus primeras declaraciones a la prensa, Sheehan, conocida como la “Mamá de la Paz”, hizo un llamado mundial contra la guerra en Iraq y recordó sus habitantes sufren están sufriendo la muerte y la destrucción de su país.

Aseguró que sólo la movilización popular forzará a los líderes políticos a evitar acciones que afecten a la paz global.

No obstante subrayó que, en el caso de su país, mientras George W. Bush continúe como presidente las posibilidades de que las tropas estadounidenses sean retiradas del país árabe son muy bajas.

Preguntada si realizarían nuevos actos contra Bush, explicó que habían comprado unas tierras en Texas cerca del rancho presidencial y que en fechas cercanas llevarían a cabo un campamento contra la guerra.

La líder pacifista explicó también que se hallaban trabajando en un caso legal contra el presidente y que podría conducir al procesamiento del mismo.

Precisamente el pasado sábado, Sheehan ya pidió que Bush fuera sometido a un juicio político y criticó al partido demócrata por no hacer lo suficiente para detener la guerra en Iraq.

Anuncios