Antonio Cuesta. Estambul

El Ministerio Fiscal dio a conocer hoy los resultados de su investigación contra 30 empresas farmacéuticas, que deberán pasar por los tribunales de este país acusadas de participar en una red de “crimen organizado”.

Con la finalización el pasado lunes del expediente contra la compañía Roche por presunta estafa a la Seguridad Social y al Ministerio de Sanidad, la fiscalía de Estambul quiso hacer público el dossier en el que se fundamentan las demandas contra ésta y otras 29 firmas más.

Entre otras se encuentran las multinacionales Bayer, Glaxo Smith Klein, Pfizer y Abdi Ibrahim, y todas ellas están acusadas de graves delitos por lo que se desprende del informe oficial.

Estas empresas habrían participado “en una organización ilegal”, formada con objetivos criminales, y para cuyo beneficio falsificaron documentos públicos y mintieron en declaraciones oficiales, de acuerdo a lo expresado por el procurador de la República.

También se les acusa de cobrar por encima de su precio legal los medicamentos que vendieron al sistema público de salud, estafando de esa manera al Estado y violando la ley local sobre la fijación de precios para los medicamentos importados.

Según esta norma, a la hora de introducir fármacos en Turquía se atenderá a los precios de sus equivalentes en Francia, Italia, España, Grecia y Portugal, consignándose el menor de entre estos.

Sin embargo, la fiscalía aseguró que los 30 fabricantes no presentaron el precio más bajo en este proceso, y en concreto 209 medicamentos fueron vendidos a diferentes instituciones públicas a precios mucho más altos de los fijados por el Ministerio de Sanidad.

La primera vista oral tendrá lugar en Estambul el próximo 18 de mayo, y para la misma están citados 37 directivos de las empresas denunciadas.

Anuncios