Antonio Cuesta. Estambul

Un informe de Naciones Unidas sobre el cambio climático dado a conocer hoy señaló a Turquía como el país que más incrementó las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe, presentado en París por el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), asegura que Turquía liberó durante 2004 más de 294 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Esta cifra representó un aumento del 72,4 por ciento, en la emisión de gases causantes del efecto invernadero, durante el período entre 1990-2004, lo cual supone una grave vulneración de los acuerdos establecidos en el Protocolo de Kioto.

Para las 35 naciones industrializadas firmantes de este tratado, el objetivo se fijó en la reducción de un 5 por ciento de las emisiones de gases nocivos por debajo de los niveles que tuvieran en 1990, contando para ello con un plazo de hasta 2012.

En la presentación también se informó de que pese a los esfuerzos para combatir el calentamiento global, la liberación a la atmósfera de estos gases aumentó durante el periodo analizado.

El Protocolo de Kioto es el principal plan para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero a nivel mundial, pero se vio severamente debilitado desde que en el 2001 Estados Unidos decidió retirse de él, al ser el principal emisor de esos gases.

Anuncios