Antonio Cuesta. Estambul

Turquía envió hoy barcos de guerra a la costa de Chipre como medida de presión ante los planes del gobierno de Nicosia de iniciar exploraciones petrolíferas en la isla, según informó el canal local NTV.

La acción fue evaluada esta misma mañana por el Canciller turco, Abdullah Gül, y el jefe del Estado Mayor, Yasar Büyükanit, tras mantener una reunión en la sede del Ministerio de Exteriores en Ankara.

Al término de la cual, el general aseguró en rueda de prensa que el movimiento de estos barcos correspondía a las patrullas que habitualmente realiza la flota turca por el mar Egeo y el este del Mediterráneo.

“Las Fuerzas Armadas turcas ya tenían buques de guerra destinados en esta zona”, explicó, por lo que se trata solamente de “actividades rutinarias”.

El Gobierno de Nicosia ya aseguró que realizará una protesta ante la ONU y la Unión Europea por lo que considera una amenaza injustificable e inadmisible de Turquía, y que no paralizará su proyecto de conceder licencias internacionales para la exploración de gas y petróleo en el litoral.

El pasado 17 de enero, Líbano y Egipto firmaron con Chipre unos acuerdos en esta materia que causaron malestar en el gobierno de Ankara al considerar perjudicados sus intereses y los de la República Norte de Chipre.

De momento, la acción de Turquía ya provocó que Egipto congele el acuerdo firmado durante tres años, que Líbano se compremeta a respetar los derechos e intereses turcos, y que Siria e Israel rechacen firmar tratados similares con Nicosia.

Por su parte, el gobierno de Chipre envió una delegación a Texas con objeto de llegar a un acuerdo de cooperación con empresas estadounidenses para la exploración petrolífera en el Mediterráneo oriental, según aseguró hoy el diario Milliyet.

Anuncios