Antonio Cuesta. Estambul

Miles de personas se manifestaron a última hora de hoy para protestar por el asesinato del periodista Hrant Dink, director de la revista Agos, sucedido horas antes en el centro de esta ciudad.

La manifestación transcurrió desde la plaza de Taksim hasta el barrio de Osmanbey donde se halla la redacción del medio de prensa, y a las puertas del cual fue abatido Dink por un grupo de pistoleros.

Entre los convocantes numerosos partidos y organizaciones políticas de izquierda que mostraron de este modo su rechazo al brutal atentado y a la utilización de la violencia para desestabilizar la marcha del país.

En declaraciones a Prensa Latina Erdem Tuc, miembro de una de las organizaciones participantes, aseguró que el periodista asesinado era un hombre honesto, progresista y defensor de las minorías en el país.

Entre los asistentes a la marcha estaba generalizada la sensación de que los culpables se hallaban entre los grupos de extrema derecha que pretende poner en peligro el equilibrio del Estado en un año en que habrá elecciones presidenciales en el país.

Según estimaciones de los organizadores ofrecidos a esta agencia, el número de manifestantes podría rondar los 15 mil.

Un enorme despliegue policial siguió a la marcha, que en todo momento transitó de forma pacífica, así como decenas de canales de televisión y numerosos medios de prensa nacional y extranjera.

Anuncios