Antonio Cuesta. Estambul

322 escritores, artistas, académicos, activistas y políticos dieron a conocer hoy un manifiesto por el que llaman a todos los partidos para que se comprometan en la lucha por la paz en el conflicto kurdo.

Los firmantes exigieron a las instituciones estatales que antepusieran la vida humana, en vez de la violencia y la muerte, en el centro de sus políticas, al tiempo que responsabilizaron al gobierno de la resolución de la cuestión.

También emplazaron al resto de formaciones políticas para terminar con las dinámicas militaristas y violentas y apostar por propuestas cívicas como forma de superar el conflicto.

Consideraron que el alto el fuego declarado por los guerrilleros kurdos el pasado 1 de octubre, significó una oportunidad que no puede ser desaprovechada, y en este sentido reclamaron disposiciones legales para reintegrar a los rebeldes en la vida social.

En el documento también se solicitaban garantías para el auténtico ejercicio de la libertad de expresión y de asociación, así como la retirada de todas las trabas legales contra la cultura y la lengua kurda.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) declaró un alto el fuego unilateral el 1 de octubre, coincidiendo con la presentación de un comunicado elaborado por más de 200 intelectuales turcos y kurdos en el que exigían a esta organización armada que acabara incondicionalmente con todos los actos de violencia.

Anuncios