Antonio Cuesta. Estambul

Hoy se retomó el juicio seguido contra la casa editora de Noam Chomsky en Turquía, y por el que podrían ser condenados a varios años de cárcel su director, dos editores y un traductor.

Tras un parón de dos meses, el juzgado de Estambul decidirá si los cuatro encausados cometieron los delitos de “insultar el sentido nacional” e “incitar a la gente al odio y la enemistad”, por la traducción al turco y posterior publicación del libro “Los guardianes de la libertad” de los intelectuales Noam Chomsky y Edward S. Herman.

Para el fiscal este trabajo contiene pasajes que insultan a Turquía, al Estado y a su parlamento, circunstancias punibles bajo el artículo 216 del código penal turco.

En declaraciones a Prensa Latina, Fatih Tas, director y propietario de la editorial Aram, se mostró cauto ante la posible sentencia pues, según su criterio, no estaban siendo juzgados por criterios legales, sino por cuestiones políticas. Lo que es indudable es que tendrá gran repercusión y el gobierno sabe lo que se juega frente a la Unión Europea, que está muy atenta a este tipo de procesos, aseguró.

Pese a todo, consideró que debido a la relevancia de Noam Chomsky podría haber una sentencia absolutoria, cosa que desgraciadamente no sucede en otros casos en que falta esa repercusión mediática.

En este sentido, recordó los 22 procesos judiciales que tiene abiertos en su contra.

El juicio comenzó en julio de 2006 a petición del Ministerio Público de Estambul, después de que la casa editorial publicara en el mes de marzo una nueva traducción del texto.

Anuncios