Antonio Cuesta. Estambul

Dos de cada tres turcos estarían opuestos a las conversaciones que su gobierno y la Unión Europea mantienen sobre la cuestión de Chipre, si ello significa acceder a las exigencias comunitarias. Los datos provienen de una encuesta publicada hoy.

El estudio fue realizado por un grupo de expertos independientes, la Organización Internacional de Investigaciones Estratégicas, entre el 30 de octubre y el 4 de noviembre.

Según sus datos un 70 por ciento de los entrevistados mostró su oposición a que Ankara continuara las negociaciones sobre Chipre con la Unión Europea (UE) si ésta mantenía invariable su postura.

Sólo un 20 por ciento consideró que las conversaciones deberían seguir a pesar de las presiones de la Unión. El 10 por ciento restante se mostró indeciso.

El trabajo fue dado a conocer en vísperas de que la Comisión Europea presente un informe crítico sobre los acuerdos para el ingreso de Turquía en la UE, que comenzaron en octubre de 2005.

Otro aspecto recogido por la encuesta son las opiniones sobre los acuerdos comerciales con la república de Chipre, actualmente inexistentes.

Dos de cada tres interrogados no creen que las negociaciones con la UE puedan lograr un compromiso sobre este tema.

Turquía mantiene bloqueadas las vías de comunicación con Chipre, país miembro de la UE, lo que impide el libre tránsito de mercancías dentro de la unión aduanera europea.

Para acabar con esta disputa, el gobierno turco solicitó el fin del aislamiento internacional sobre la zona norte de la isla, una república únicamente reconocida por Ankara.

La encuesta también confirmó la marcada tendencia a la baja del espíritu europeista entre la población turca.

Un 50 por ciento de los interrogados se mostraron favorables al ingreso en la UE, frente al 75 por ciento de hace dos años.

Publicado con Flock

Anuncios