Archive for the 'Cuestión kurda' Category



Balance del primer Foro Social de Mesopotamia

Antonio Cuesta. Blog de Turquía

Los organizadores del primer Foro Social de Mesopotamia mostraron su satisfacción por el resultado obtenido tras la celebración del encuentro. Decenas de debates, discusiones y talleres han servido para expresar la voluntad de intercambiar experiencias de decenas de organismos de izquierdas. Mientras tanto, la ciudad de Diyarbakir, volcada en la organización del evento, ha servido de plataforma para que el movimiento kurdo muestre la extraordinaria fuerza de la que goza actualmente en el este de Turquía.

En declaraciones al periódico Gara, la presidenta del partido kurdo DTP Emine Ayna dio buen ejemplo de ello, participando en el debate final sobre «Una solución democrática a la cuestión kurda» el mismo día en que estaba llamada a declarar en Ankara, acusada de hacer propaganda de la guerrilla del PKK. Se acogió a su condición de diputada para estar presente en el Foro Social y no en el tribunal, tras lo cual el juez retrasó la vista hasta diciembre ordenando que para entonces sea llevada a testificar a la fuerza.

«Sólo sabían del conflicto de oídas»

«Para el movimiento kurdo es la primera vez que organiza algo con tanta gente, de un espectro político tan amplio, y a su vez podemos expresarnos por primera vez tal y como somos. Así, aunque la mayoría de delegaciones internacionales habían oído hablar de Kurdistán, sólo sabían del conflicto de oídas, y han tenido la oportunidad de conocerlo de primera mano viniendo hasta aquí», asegura Yildiz Onen, organizadora del Foro Social de Mesopotamia.

Se han llevado a cabo alrededor de cincuenta debates, a los que hay que añadir los talleres y discusiones realizados en el Campamento de Amed (nombre kurdo de Diyarbakir), y las manifestaciones de más de diez mil participantes. La concentración de las Madres por la Paz (familiares de mártires y presos kurdos), y la marcha nocturna de mujeres con antorchas fueron especialmente emotivas en opinión de las delegaciones participantes en el Foro. La organización de los municipios, la libertad de expresión, el sindicalismo en Oriente Medio, la situación de las cárceles turcas, los peligros ecológicos de las grandes presas proyectadas en los ríos de la región, o el intercambio de experiencias entre cooperativas de agricultores de México y Kurdistán han sido algunos de los debates habidos en el Foro Social.

«Han sido muchos meses de trabajo y estamos muy contentos, y también constatamos la valoración positiva de la gente venida de fuera desde los diferentes organismos, los debates han sido muy enriquecedores, hemos abarcado un espectro enorme de varias problemáticas, como los movimientos juveniles, el antimilitarismo, la situación de la mujer, la relación de Turquía con Kurdistán, ha habido seis debates simultáneos y más de mil personas participando en ellos», indican.

Medio centenar de países

El único pero, la ausencia de varios palestinos por la negativa israelí a concederles el visado. Sin embargo, otros muchos palestinos han conseguido llegar, al igual que representantes de otros organismos árabes, rompiendo el histórico desencuentro habido entre el movimiento kurdo y el panarabista. Un centenar de personas de Irán, Irak, Siria, Egipto, Jordania, Palestina e Israel han participado en el Foro. En total, ha habido representantes de medio centenar de países, desde Rusia a América Latina.

Los organismos participantes abogan por continuar con los debates abiertos «para que el Foro Social no termine aquí, estamos encantados con todas los discusiones y ya hemos iniciado los contactos para que este puente desde Oriente Medio hacia Europa siga abierto. Esperamos poder hacer otro Foro en otro país de la región», aseguran los organizadores kurdos.

Los propios representantes del Foro Social Europeo han destacado la impresionante acogida brindada por la ciudad de Diyarbakir. «Es una ciudad de paz», subrayan los participantes de otros foros, testigos de numerosos conflictos. La sociedad kurda «ha participado totalmente en los debates, los conciertos, con una mentalidad totalmente abierta en cualquier discusión que han acallado todos los prejuicios que haya traído cualquier organismo participante en el Foro».

Comenzó el Primer Foro Social de Mesopotamia

Antonio Cuesta. Blog de Turquía

El pasado sábado, 26 de septiembre, dio comienzo en la ciudad de Diyarbakir (al sureste de Turquía) el I Foro Social de Mesopotamia. Un encuentro anticapitalista, que trata de unir a los pueblos de Oriente Próximo contra las hegemonías dominantes.

Según los organizadores, el encuentro pretende hacer frente a discriminaciones de cualquier tipo, y de forma independiente, autónoma, creativa y solidaria, invitar a los participantes a construir Otro Oriente Próximo donde quepan muchos mundos, a través de otro tipo de relaciones sociales y políticas.

“El Foro Social Mesopotamia es una área del diálogo y de interacción completa. Es un espacio para aprender juntos, y rechazar  todo tipo de dominación”, aseguraron.

“Libertad de expresión en Turquía”

Durante la jornada de ayer tuvo lugar una mesa redonda bajo el título “La Libertad de expresión en Turquía” que reunió a abogados y activistas de derechos humanos.

El abogado, Meral Danış Beştaş, denunció los abusos de la denominada Ley contra el terrorismo utilizada sin ningún tipo de garantías para cercenar el derecho a la libertad de expresión, reunión o manifestación. En este sentido pidió la derogación del polémico artículo 301 del Código Penal turco.

Beştaş solicitó también la adecuación de las leyes a los a los dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que desde hace cinco años vienen siendo ignorados, únicamente presentes sobre el papel.

Por su parte el escritor Handan Çağlayan, hizo hincapié en la situación de las mujeres kurdas sometidas a la doble opresión del Estado y del férreo patriarcado que se vive en el nivel familiar. De ese modo se ven limitadas en su accionar diario por la política lingüística y amenzadas por los crímenes de honor que empañan la sociedad.

Por último el profesor Büşra Ersanlı, miembro del Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de Mármara, demandó la puesta en funcionamiento de un Instituto de Estudios Kurdos por parte del Consejo Superior de Educación. A su modo de ver no tiene justificación que existan más de 30 instituciones similares en el mundo, pero aún no en Turquía. El kurdo sigue siendo visto como un idioma de propaganda política, aseguró.

Ejes Temáticos

Los debates continuarán hasta el próximo miércoles, fecha en que finalizará el Foro Social de Mesopotamia. El encuentro está organizado alrededor de los siguientes ejes temáticos:

1-El Mito de Desarollo, Modelos de la Produccion Alternativa y Ecologia

2-Descentralización y Comunitarismo basados en la Auto-Gestión

3-Dilema de la Globalización Imperialista y Alternativas

4- Pueblos en el Medio Oriente, la Fragmentación y la Solidaridad.

5-  Experiencia del Espacio y Desobediencia Civil Contra el Militarismo.

6- Transformaciones Culturales en Medio Oriente y sus Iniciadores.

7- El Género a lo largo de la Historia y Las Mujeres en la Problemática  de la Civilización.

8- Cambio y Transformación Dinámica de la Sociedad: La Juventud.

9- Enfrentarse al Pasado para la Adecuada Construcción del Futuro / Abusos de los Derechos.

El Ejército rechaza cualquier concesión a favor de los kurdos

Gara

p020_f01.jpg

Fiel a su tradición, el Ejército turco volvió a intervenir en la vida política del país euroasiático al rechazar que se lleve a cabo cualquier reconocimiento de la identidad nacional kurda. El general Ilker Basbug, jefe del Estado Mayor del poderoso Ejército turco, rechazó que «se ponga en cuestión la unidad nacional» reconociendo la existencia de los kurdos y destacó que la lengua oficial de la República es el turco, «lo que debe ser salvaguardado».

El Ejército turco volvió ayer a interferir en la política del país euroasiático mediante unas declaraciones de su máximo responsable, el general Ilker Basbug, quien destacó que «los esfuerzos de reconciliación iniciados por el Gobierno [de Recep Tayyip Erdogan] a favor de los kurdos no deben poner en cuestión la unidad nacional», por lo que excluyó cualquier posibilidad de diálogo con los insurgentes kurdos.

El jefe del Estado Mayor turco también se opuso directamente a la posibilidad de ofrecer una autonomía de carácter lingüístico a los kurdos en el marco de la «apertura democrática» impulsada recientemente por el partido gubernamental AKP, islamista de derechas.

«Las Fuerzas Armadas turcas no pueden, en ningún caso, aceptar que la estructura unitaria del Estado se deteriore», indicó el general Basbug en un mensaje publicado en la página web del Estado Mayor con motivo del aniversario de la victoria de las fuerzas turcas (30 agosto de 1922) frente a las tropas griegas que había invadido Anatolia.

Pese a destacar que el Ejército es «respetuoso con las diferencias culturales», el jefe del Estado Mayor turco se opuso a que estas diferencias aparezcan reconocidas en la Constitución. Colectivos kurdos han reclamado que se reconozca la identidad kurda en la legislación turca.

El comunicado indica también que la lengua oficial de la República es el turco y que «la disposición inmutable de la Ley Fundamental sobre este punto deber ser salvaguardada».

En Turquía, el Ejército está considerado como garante de los valores constitucionales republicanos laicistas instaurados por Mustafa Kemal Atatürk en 1922. Sus relaciones con el Gobierno de Erdogan son tensas, ya que acusan al AKP de tener un plan para islamizar el país, abandonando el laicismo kemalista. De hecho, los militares turcos han protagonizado varios golpes de Estado para «reconducir las desviaciones de los políticos», como ocurrió en 1960, 1971 y 1980.

En 1998, el Ejército se manifestó en contra de la presencia en el Gobierno del islamista Partido del Bienestar, de Necmettin Erbakan. Meses después, este partido fue ilegalizado por los jueces. De las cenizas del Partido del Bienestar, surgió el AKP de Erdogan, que ha conseguido llegar al poder, aunque moderando su discurso para evitar un nuevo pronunciamiento militar.

En el comunicado del general Basbug, también se destaca que el Ejército turco «no intervendrá en ninguna actividad susceptible de provocar un contacto con la organización terrorista (sic) PKK y sus partidarios». Frente a ello, «prometemos, de nuevo, que les combatiremos hasta la victoria».

Lengua e identidad

Entre las iniciativas impulsadas por el Gobierno de Erdogan destinadas a «la reconciliación» con los kurdos, se encuentra la de devolver el nombre a las aldeas kurdas que fueron rebautizadas con nombres turcos, instaurar la educación en kurdo en las escuelas públicas y suprimir la denominación «turco» en la definición de nacionalidad. Asimismo, se baraja permitir que los sermones islámicos se puedan realizar en kurdo en las mezquitas.

El único partido prokurdo legal en Turquía, el DTP, desea reformas de mayor calado como una autonomía limitada para Kurdistán Norte y una amnistía para los guerrilleros del PKK. Esta formación se enfrenta a una acción judicial que podría suponer la enésima ilegalización de una formación prokurda en Turquía, al considerarla vinculada al PKK.

En los últimos días se ha hecho pública la intención del líder del PKK, Abdullah Ocalan, preso en la cárcel de Imrali, en el mar de Mármara, de presentar una hoja de ruta para poder alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Turquía para solucionar el conflicto mediante el respeto de los derechos nacionales que corresponden al pueblo kurdo.

Asimismo, en la sempiterna negociación de adhesión de Turquía a la Unión Europea, los Veintisiete han exigido a Ankara reformas legislativas y políticas destinadas a respetar la identidad kurda. La propuesta de Erdogan obedece en buena parte a esta presión. Sin embargo, la oposición de París y Berlín a la integración turca convierten en una quimera el acceso de Turquía a la UE.

Öcalan
Las manifestaciones del general Basbug se producen cuando se espera que se haga pública la hoja de ruta del líder del PKK, Abdullah Öcalan, preso en la cárcel de Imrali, para superar el conflicto.

El problema kurdo ¿en vías de solución?

El ministro del Interior de Turquía y el líder del PKK lanzan mensajes paralelos

Antonio Cuesta. Blog de Turquía

En los últimos días han salido a la luz pública una serie de declaraciones que han abierto la puerta a la esperanza de un final dialogado de la violencia en Turquía.

La pasada semana el líder del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Murat Karayilan, se mostró partidario de un proceso de negociación con el Estado para lograr la paz. En una entrevista concedida al diario Milliyet aseguró que se debían silenciar las armas para dar inicio a unas conversaciones que llevaran al abandono definitivo de la violencia.

A cambio, el dirigente rebelde reclamó el reconocimiento de la identidad kurda y sus derechos culturales, para llegar a alcanzar un “Kurdistan autónomo democrático”, dentro de las fronteras del Estado turco pero con un mayor poder de las autoridades locales. También reclamó lo que definió como un “proyecto social de reconciliación”, y que podría ser interpretado como una amnistía.

Para alcanzar tales objetivos Karayilan propuso la realización de una conferencia, en la que de alguna manera estuviera representada sus propuestas, que debía llevarse a cabo en la isla-prisión de İmralı, lugar de cautiverio del fundador y líder del PKK Abdullah Öcalan. Pocos días después, el propio Presidente del país, Abdullah Gül, reconoció que “el mayor problema de Turquía es la cuestión kurda”, asegurando que el conflicto debía ser resuelto. Según el jefe del Estado, en estos momentos “pueden producirse buenos avances en relación al asunto kurdo” ya que los diferentes estamentos del país “hablan ahora entre ellos con más frecuencia y abiertamente”.

Como complemento a estas declaraciones, el Ministro del Interior, Beşir Atalay recordó a la prensa las declaraciones del Primer ministro, Recep Tayyip Erdoğan, realizadas en su primer viaje como jefe del gobierno a Diyarbakir en 2005. en aquella ocasión Erdoğan hizo suyo el problema kurdo y se comprometió en su solución.

Muchos analistas consideran que estas declaraciones gubernamentales suponen un cambio de actitud que conviene tener en cuenta. Esta predisposición podría verse acelerada tras la masacre de 44 personas ocurrida en una aldea del sureste del país. Un incidente que hunde sus raíces en la violencia que vive esa zona de población mayoritariamente kurda.

Según diversos medios de prensa locales Ankara estaría preparando un paquete de medidas sociales y culturales como forma de acercamiento hacia la resolución del conflicto y la desmovilización de los rebeldes. Por tal motivo el gobierno habría enviado un grupo de sociólogos y criminólogos a la zona con el fin de valorar sobre el terreno las medidas previstas, entre las que podrían incluirse cambios menores en la legislación que permitan una amnistía parcial.

Para el académico Mesut Yeğen, sociólogo de la Universidad Técnica de Medio Oriente (METU) de Ankara, la novedad reside en el paralelismo entre los mensajes del líder kurdo, Murat Karayilan, y el ministro Beşir Atalay.

En declaraciones a la agencia Bianet, este sociólogo expresó su convencimiento que este nuevo escenario significa que ya podrían haberse iniciado conversaciones indirectas entre ambas partes, recordando el discreto encuentro mantenido hace pocos días entre el Presidente de la República y el periodista que realizó la entrevista al guerrillero.

Actitud de la oposición

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la actitud de los principales partidos de la oposición, tradicionalmente reacios a cualquier tipo de acuerdo o negociación.

En la nueva coyuntura la principal fuerza política de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), consideró positivo el hecho de que no se cuestionara la integridad territorial del Estado por parte del PKK. Uno de los tabús intocables de la élite republicana con el ejército a la cabeza.

Por su parte, el líder del ultranacionalista MHP, Devlet Bahçeli afirmó el pasado martes en el Parlamento que si hasta el momento su partido aparecía como fuertemente opuesto al proceso se debía únicamente a que nadie les había explicado en qué iba a consistir éste. Una actitud más abierta podría conducir a una postura más conciliadora por su parte, aseguró.

También el líder del DTP, pro-kurdo, Ahmet Türk mostró todo su apoyo ante la “importantísima oportunidad” de solución y enfatizó la necesidad de continuar debatiendo sobre el mismo.

Pese a todo, Mesut Yeğen advirtió que el abandono de las armas por parte del PKK no solucionara por sí solo el problema kurdo. Aunque lo más importante, aseguró, es poder hablar sin la presión de las armas.

Por último, consideró que tanto la opinión pública como el alto mando militar están preparados para la nueva situación y destacó el hecho que el PKK pareciera estar dispuesto a un desarme cuya contrapartida sería una reforma política limitada.

«Nuestro pueblo ha dicho que ya no aguanta más»

Entrevista a Abdullah Demirbas, alcalde kurdo de Diyarbakir inhabilitado

Karlos Zurutuza. Gara

Abdullah Demirbas (Diyarbakir, 1966) es licenciado en Sociología por la Universidad Firat de Elazig. Durante dos años compaginó su trabajo como maestro de Filosofía y alcalde del distrito sur de Diyarbakir. Fue inhabilitado por Ankara en 2007 por editar publicidad turística en kurdo, armenio, siriaco, arameo, árabe e inglés. Es un destacado defensor de los derechos lingüísticos y la democracia local.

Aprovechando su reciente visita a Euskal Herria invitado por Aralar, Abdullah Demirbas habló para Gara de sus 22 causas pendientes con la Justicia, del Ayuntamiento «paralelo» creado tras su inhabilitación en junio de 2007 como alcalde de Diyarbakir Sur, de Ergenekon y del nuevo levantamiento social en Kurdistán Norte.

Tiene usted 22 causas pendientes con la justicia. ¿Cuál es su situación actual?

21 de esas 22 causas tienen que ver con el uso de la lengua kurda y con una llamada telefónica realizada a Roj TV (televisión kurda en el exilio). He sido absuelto de dos de ellas, pero el fiscal general ha recurrido y pronto tengo que declarar respecto a otras dos. 40 de los 54 alcaldes de mi partido tienen causas abiertas por motivos similares.

¿Y sigue usted trabajando?

Desde la ejecutiva del DTP (Partido de la Sociedad Democrática) intento seguir con la tarea de antes. Tras ser inhabilitado como alcalde el 20 de junio de 2007 creamos un Ayuntamiento paralelo. La ilegalización del DTP parece inminente pero voy a seguir trabajando por el distrito de Diyarbakir Sur con la esperanza de poder presentarme a las próximas elecciones de marzo.

¿Qué es un Ayuntamiento «paralelo»?

Resulta que la mayoría del pueblo nos sigue considerando como el Ayuntamiento legítimo. Nosotros gestionamos la limpieza y recogida de basura, la distribución del agua… En el último año hemos realizado unas 30 asambleas populares en las que escuchamos a los administrados. En cierto modo, seguimos actuando como el Ayuntamiento, razón por la que hemos recibido varios premios internacionales. El Parlamento Europeo me ha invitado varias veces para dar conferencias sobre el asunto, lo que demuestra que, a cierto nivel, se nos da la razón. Pese a la mordaza, seguimos adelante.

Se habla de un nuevo levantamiento en Kurdistán Norte…

La represión está provocando la reacción de la gente en contra del Gobierno de Erdogan. Durante su última visita a nuestra ciudad la huelga fue total. Los que salían a la calle lo hacían para protestar, y recibió la misma respuesta en el resto de las localidades kurdas durante su periplo. Nuestro pueblo ha dicho que ya no aguanta más.

¿La represión ha aumentado la conciencia del pueblo kurdo en Turquía?

En campaña electoral el AKP prometió solucionar el problema kurdo, pero somos testigos de lo que está pasando. No hay ninguna diferencia entre el Gobierno actual y los anteriores. Se puede decir que las cosas, si cabe, pueden haber empeorado. El AKP castiga a los kurdos para limar asperezas con el Ejército turco, que sigue con sus operaciones transfronterizas contra el PKK en Qandil y hostiga a nuestros diputados en Ankara. El levantamiento es la reacción inevitable a esa política represiva.

¿Cómo logró el AKP gobernar importantes localidades kurdas como Van, Urfa o Antep?

Erdogan tiene un discurso anti-kemalista, lo que atrajo a un sector de la población kurda. No olvidemos que en 2005 en Diyarbakir prometió solucionar el problema kurdo. Como he mencionado antes, todos somos testigos de lo que está pasando.

Pero el AKP también ha sentado a Ergenekon en el banquillo.

No voy a decir que no sea positivo el hecho de que hayan sentado a algunos. Pero, ¿hay interés real en destapar todo esto? Está claro que no. El AKP tiene mucho que ver con Ergenekon y más de uno de sus miembros está vinculado a la red. Es inconcebible que el Gobierno del AKP no haya empezado aún a investigar los casos de todos los kurdos muertos y desaparecidos en circunstancias sospechosas. Los recursos presentados por las familias de los asesinados no han sido aceptados, lo que demuestra que no hay interés en investigar más allá del Éufrates. Sólo sienta en el banquillo a unos pocos y protege a los que le interesa. Se trata de buscar un chivo expiatorio, pero habría que empezar por saber como ha llegado Erdogan a ser primer ministro…

¿Qué opinión le merece que se haya tratado de relacionar al PKK con Ergenekon?

Estos rumores son parte de la guerra sicológica de Ankara, de su guerra sucia. Tienen una necesidad imperiosa de desviar la atención. Ergenekon pudo haber querido utilizar al PKK pero Ocalan dijo claramente que era inadmisible. Ningún kurdo podría entender esa conexión.

¿Un ingreso de Turquía en la UE ayudaría al pueblo kurdo?

Apoyamos el ingreso de Turquía en la UE siempre y cuando cumpla los criterios. No obstante, no vemos que la UE presione a Turquía. Hay grandes relaciones comerciales entre ambos, por lo que la UE se limita a defender sus intereses.

10 años de prisión para Leyla Zana, histórica dirigente kurda, por ‘terrorista’

EFE

La histórica líder y primera diputada kurda en Turquía, Leyla Zana, fue condenada hoy a 10 años de prisión por un Tribunal Penal de la provincia turca de Diyarbakir por pertenencia a un grupo terrorista.

Zana, que ya estuvo en la cárcel entre 1993 y 2004 por su vinculación con el clandestino Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), está pendiente de la apelación de otra sentencia judicial que el pasado mes de abril la condenó a 2 años de prisión por “hacer propaganda de la organización terrorista”.

La sentencia hecha pública hoy se refiere a un proceso por nueve declaraciones en las que hizo apología del grupo armado kurdo, y que el Tribunal considera muestra su “pertenencia a una organización terrorista”.

El PKK está incluido en la lista de grupos terroristas de Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

Zana, muy popular entre los kurdos de Turquía, juró en 1991 su cargo de diputada en lengua kurda, iniciando así una serie de tensiones con las autoridades turcas hasta que fue encarcelada en 1994, tras serle levantada la inmunidad parlamentaria.

Durante su estancia en prisión, recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, fue designada “presa de consciencia” por Amnistía Internacional y el director peruano Javier Corcuera reflejó su historia en el documental ‘La espalda del mundo’.

Tras su salida de prisión en 2004, se especuló con que jugaría un papel relevante en el Partido de la Sociedad Democrática (DTP), pero la ex diputada optó por mantenerse al margen de la dirección política, aunque sigue siendo un referente para los kurdos en el sureste del país y milita a favor de la autonomía kurda.

El gobierno turco y la Unión Europea arrinconan a los kurdos

Antonio Cuesta. Blog de Turquía

A medida que el gobierno de Turquía y la UE estrechan vínculos, comienza a desvelarse una cierta sintonía entre ambos que evidencia el modus operandi del organismo europeo todavía insuficientemente conocido, cuando no abiertamente ignorado, por los ciudadanos turcos.

La clave es acercar posiciones entre el aspirante a país miembro y los órganos de decisión de la UE. De este modo mientras el primero suaviza o relaja -real o aparentemente- su legislación, el segundo endurece su discurso y sus directivas. Como resultado el punto de convergencia se halla en la agenda de lo realmente sustantivo para ambos. Recordemos que el Tratado de la Unión tiene como objetivo principal -y en la práctica único- el establecimiento de un espacio de libre mercado, dentro del cual toda norma que dificulte o impida el desarrollo del mismo debe ser abolida.

Las libertades sociales y laborales, los derechos inalienables, el respeto a los principios democráticos tienen un valor inversamente proporcional a los intereses del sistema capitalista, y nulo cuando abiertamente se oponen a su expansión o a los dogmas neoliberales. La reforma de la jornada laboral, la normativa contra la inmigración, la mercantilización de las universidades… son cuestiones concomitantes con la abierta connivencia hacia los movimientos especulativos de capital, los paraísos fiscales, la financiación de empresas privadas con dinero público, etc.

Qué importa entonces que un socio fiel a estos principios viole los principios del derecho con su Ley de Partidos o se retrotraiga varias décadas endureciendo su Código Penal, a un nivel aún peor que durante la dictadura franquista.

Turquía ya puede ir aprendiendo, pero las organizaciones y partidos kurdos están amenazados de saltar por los aires, pese a encontrarse entre los más abiertamente europeistas.

El pasado martes dos noticias daban muestra de esta práctica. Así, mientras el Ministro de Justicia turco, Mehmet Ali Sahin, anunciaba el relajamiento -bajo severas condiciones- del régimen penitenciario de Abdullah Öcalan, líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), el Vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Hannes Swoboda, advertía a los representantes del Partido de la Sociedad Democrática (DTP), pro kurdo, ante su aparente complicidad con la organización “terrorista” del PKK.

Las autoridades turcas consideran un “gesto” positivo el hecho de condicionar el trato digno y humanitario hacia un prisionero, a la renuncia de sus convicciones. Según el abogado Selçuk Kozagaçli, la petición del gobierno a Öcalan es “degradante” y “muestra claramente la mentalidad del sistema penal”. El ministro anunció estar dispuesto a relajar el régimen de aislamiento del líder kurdo a cambio de que éste haga un llamamiento a su organización para que abandone las armas. “No es suficiente obedecer las normas de la prisión, se trata de que muestre arrepentimiento y sumisión”, aseguró el jurista, “como si no fuera bastante con la privación de libertad, también querrían que renunciara a su identidad política y cultural. Desde la perspectiva del convicto esto es degradante e inaceptable”.

Öcalan cumple una condena de cadena perpetua en la isla de Imrali, donde se encuentra en aislamiento absoluto. La cárcel fue construida especialmente para su reclusión y no alberga más prisioneros.

El ofrecimiento gubernamental (que bien podría ser denominado chantaje) viene después de semanas de movilizaciones, en muchas localidades del país y en Estambul, tras conocerse la continua tortura psicológica a la que se somete al prisionero. Como resultado: numerosos heridos, decenas de detenidos y un manifestante muerto por los disparos de la policía el pasado 20 de octubre en Dogubeyazit.

La Unión Europea a la carga

Swoboda y otros miembros del Parlamento Europeo se reunieron el martes con Presidente de la Comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores, Mehmet Ceylan. Durante la reunión, el diputado turco aseguró que el avance en las negociaciones de acceso es claro y que no cuentan con más objetivo que el de llegar a ser miembros de la UE de pleno derecho. Negó que existiera en su país ningún ‘problema kurdo’, regional o étnico, “lo que tenemos es un problema de terrorismo”. Es cierto que “las provincias del este y del sudeste del país son las menos desarrolladas”, aseguró Ceylan, “pero ello se debe a lo montañoso de la región, lo limitado de las comunicaciones y a 30 años de terrorismo”.

Lo más elocuente de esta representación fue el firme apoyo de la UE a la torticera explicación sobre la cuestión kurda. Swoboda, felicitó a Turquía por su política exterior y avaló los informes del país sobre el problema del terrorismo, culpando al PKK de todos los males que sufre la población kurda. “Si sólo fuera una cuestión de subdesarrollo económico regional, entonces el gobierno turco no habría tomado medidas como la reciente inauguración de un canal de televisión en lengua kurda”, aseguró, “desde luego, hay problemas económicos y sociales. Pero, por esta razón, nos alegramos de ver que el gobierno ha estado tomando medidas para mejorar la situación de la región”.

Sin embargo, Swoboda se mostró más duro con los legítimos representantes políticos kurdos. Si bien deseó que el Partido de la Sociedad Democrática (DTP) no fuera ilegalizado, advirtió a sus representantes para que “tracen una línea muy clara y firme entre la cuestión kurda y el terrorismo y hagan algo por su propia gente distanciándose de Öcalan”.

Con sus declaraciones Swoboda trata de ocultar el carácter político del juicio que se sigue contra el DTP. Así como el trabajo inequívoco de este partido por encontrar una solución no violenta al conflicto kurdo.

Así lo explicó Ali Simsek, asesor del DTP, en una reciente entrevista: “quieren cerrar el DTP porque puede ser un puente entre el pueblo kurdo y el Gobierno turco para conseguir la paz y encontrar una salida al conflicto, y esto no interesa. Lo que realmente quiere el Gobierno es que la sociedad kurda quede fuera de la política, pero entonces empujan a los kurdos a luchar por otras vías. Además, al encontrarnos ante unas elecciones, es una forma de hacen propaganda y buscar que la gente tenga miedo. La ilegalización de partidos kurdos no es una cosa nueva, se ha ido repitiendo continuamente, y se ha ido cambiando el nombre del partido”.

En las elecciones de julio de 2007, y tras 16 años de ausencia, el Partido de la Sociedad Democrática (DTP) -heredero de los anteriores partidos kurdos clausurados- consiguió superar los obstáculos del sistema electoral turco y obtuvo 21 diputados. Pero en noviembre del mismo año la justicia comenzó un proceso de ilegalización contra el DTP acusándolo de amenazar la integridad de Turquía, de estar vinculado al PKK y seguir sus directrices. No hay fecha para la resolución del caso, pero parece seguro que será ilegalizado, excluyendo de ese modo la opción política para la superación del conflicto.

En cualquier caso, el representante europeo no está solo pues las empresas mediáticas también realizan su misión de apoyo. Ahora hace un año, el DTP propuso un marco autonómico en Turquía y el fin de las operaciones militares, que pasó totalmente inadvertido pues ningún medio quiso informar de la oferta. Por el contrario hubo alguno (Antena 3) que, en aquellos días, aprovechó para cargar contra el DTP.

Las iniciativas parlamentarias de este partido sobre el problema kurdo son sistemáticamente silenciadas en la prensa, pese a que su agenda política en esta cuestión es, sin lugar a dudas, la más coherente, honesta y pacífica de cuantas ofrecen los grupos que integran el Parlamento de Turquía.


Blog de Turquía es un cuaderno para la información y el análisis de la sociedad, la política, la economía y la cultura turca

Los artículos pueden ser usados siempre y cuando sean citados su autor y la fuente

Creative Commons License
Esta obra tiene una
licencia Creative Commons

Blog de Turquía:
Wiki
Fotoblog de Turquía


Paperblog

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

octubre 2014
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivo mensual

Flickr Photos

Iglesia de Santa Helena (Sille - Konya)

Iglesia de Santa Helena (Sille - Konya)

Más fotos
Mozilla Firefox


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.